jueves, 2 de agosto de 2007

pintura poetica o poema visual

I

Dios
ha salido a mi paso
Con su cara de helecho
y codorniz
Abriendo sus lagos
sus hielos
Regalando noches
estrellas
Retorciendo
el fuego de sus pupilas
Y yo
Alimentando
sus flamas
con su carne muerta
para que illumine
y caliente
mi carne viva

Dios
me dio
su sonrisa
de estrellas ahumadas
Que caen
en los abismos
de mi contaminación
Y son digeridas
en los viejos baúles
de mi alma
Que como soldados heridos
a lo lejos
Divisan
la sonrisa de la amada.

Dios
teje sus telarañas
y nos asfixia
de mosquitos

Dios
cae muerto
ante los pies del cazador
Solo para renacer
como renacuajo de charco
Olvidado
de crear su propio espejo

Eso sí
Bendito
a El
que me ha dado
el consuelo
De los vicios agrestes
Su humo
viaja al interior
de mis venas
Dilatando
mis ojos fritos
En la espesura
de su sangre

Delirio
de libertad ficticia
Llanto agónico
de la historia del ser
Repetido
en la sombra de los ríos
En los colmillos de las bestias
Que lamen
los restos
de mi charqui amargo

Yo soy
el Dios
que gobierna a Dios
Dentro
de los delgados barrotes
De la prisión
de mi alma
Desmantelada
de su techo
Y de rotas ventanas

La ilusión
de Dios
se desvanece
Con el humo
de mi hierba
recien digerida


II

Dios
me ha devuelto
A las viejas zanjas
de la ciudad
Donde crecí
Donde
se torció mi metafísica
Donde
me abrí
al calor del amor
Y al agrio deseo
de matar
De cortar los dedos
De su inmenso
guante celeste
Para salir de mi piel
Volando
directo
a su corazón
Si es que lo tiene

Los edificios
coagulados de Negro
Desde mi balcón
se divisan
En su selva
de aviones y carros
Inválidos veteranos
mendigando
destilando
los jugos del concreto
más sálido que nunca
que no deja
a la madreselva
brotar
de sus cajones de acero

Dios
Alimenta
alimañas humanas
Y angosta
los caminos
del automovil
de la urbe tóxica
a donde pertenezco
Donde
Doblamos cabezas y rodillas
Y pagamos tributo
a nuestra esclavitud diaria
de dólares
con Su cara
en el sello
de las monedas cagadas
de Su culo
antropófago
de vidas humilladas
de tanto billete arrugado
de sudor y sangre

Dios
me ha devuelto
Su lado satánico
de brillos falsos
de destellos opacos
del asfalto

Y sí
de aquí soy
Uno más
Otro esclavo
que revela su fe
al viento Podrido
por las chimeneas
Otro
que quema la bandera
del nacionalismo trasnochado
En la gran orgía
de la borrachera facista

El reflejo
de mi desencanto
Es
su palabra fiel
De biblias agónicas
De polvo
atornillado a las estanterías
Me fumo
Su palabra
A ver si encuentro
La lealtad
de mi pecho y Corazón

Dios
de las alcantarillas
y de los cojos
De los baños vomitados
Y los ciegos de espíritu

Dios
yo soy
el espejo de tu ser
Tu imagen doblada
Y echada al papelero
Nací
en Tus cenizas
En Tu mundo

Dios
te extraño
Cuando
abro los ojos
Y leo
el manto
de Tu aburrimiento universal

Dios
yo soy tú

El poema fue escrito hace por lo menos dos años atras, nunca ha sido publicado o leído publicamente.
De vez en cuando pondré algunos textos que se han ido juntando con los años y que saldrán esporádicamente para complementar el trabajo visual. Creo que el texto se acerca bastante al espíritu rebelde del cuadro.

Sería interesante escuchar algunas voces por ahí...

2 comentarios:

José Antonio Galloso dijo...

Buen poema hermano, telúrico, avalancha de palabras que golpea con sus verbos y sus piedras y sus corientes verdaderas. Me hace recodar la voz insuperable de Pablo de Rokha.

Creo que el título de tu pintura se puede encontrar escondido entre esas líneas

javiera dijo...

Panchito, mi tiucho querido... esta muy buena tu pagina... y tus nuevas obras tambien me gustaron mucho... me meto seguido para ver las actualizaciones....por aqui estamos dandote a conocer a traves de amigos... un besote... y mucho exito!!! Saludosss de la SoBri!!!